Desde el momento en que uno entra en Río de Janeiro comprende por qué la llaman ‘la ciudad maravillosa’. Jalonada de montañas sobre las cuales se erigen las favelas, presume a la vez de playas famosas…